14360059_765638323539675_1215921081336987648_n

MODA

Los molestos Bloggers

Milán Fashion Week casi culmina. Vemos piezas desfilando por la calle tal como si se tratase de un walking closet. Diseñadores, modelos, editores y Fashion Bloggers, corren por las calles de un desfile a otro. Las editoras de moda se reúnen y realizan un resumen de una de las semanas más importantes del año, la conclusión: “Las molestas Fashion Bloggers”.

Para nadie es un secreto que el mundo de la moda ha cambiado. Los desfiles de Frederick Worth no son más que una referencia al hablar de historia de moda. Es renovar o morir. Este cerrado mundo, juzgado pero respetado, cada vez es más abierto a diferentes propuestas. Escuchamos nuevos adjetivos: Fashion Bloggers, Influencers, entre otros, que parecen irritar a muchos.

La globalización, las redes sociales, los rápidos cambios que sufre la sociedad han abierto paso a una nueva generación. Generación que busca, observa y consume. Y con ellos surgieron personas capaces de recibir ese mensaje y convertirlo en ventas. Los primeros Fashion Bloggers vieron una necesidad ante una masa que necesitaba alimentar su obsesión por lo estéticamente agradable y servir de ventana a aquellos que disfrutan crear arte a través de sus piezas.

Durante años Vogue ha sido una de las revistas más influyentes en el mundo de la moda, vemos durante cada temporada sus artículos acerca de los Fashion Weeks,  prestando importante atención a las críticas elaboradas con un rigor absoluto e impecable. Sin embargo, como dije antes, el mundo de la moda está cambiando. Las publicaciones realizadas por los Fashion Bloggers resultan más influyente ahora que la columna publicada en Vogue. Hablamos de millones de likes, millones de seguidores y una moda rápida, real, que vemos en la calle, el Street Style. Uno que vende.

No es de dudar que editoras de Vogue se sientan desconcertadas acerca de este fenómeno, sin embargo es extraño. Recordemos que las revistas como Vogue hacen lo mismo que las Fashion Bloggers: Utilizan su influencia a cambio del dinero de las marcas. Desacreditar sin base, sin argumentos y utilizando frases como “patéticas”, “Busquen otro trabajo”, “Tristes”, “Están promoviendo la muerte del estilo” no es entonces realmente válido.

Es patético como estas chicas se pasean desesperadas de arriba a abajo en el exterior de los desfiles, parando el tráfico -incluso con el riesgo de provocar accidentes- con la única intención de ser fotografiadas”.

“Busquen un trabajo de verdad”.

Las alusiones no fueron directas, sin embargo, expuso el tema en la palestra y revolucionaron las redes sociales. Fashion Bloggers al rededor del mundo se sintieron aludidos y no tardaron en expresar su opinión en las redes.

Son muchas las críticas hechas a los Bloggers, sin embargo vemos como evoluciona este término con el paso de los años, donde cada vez son mas aquellos que se convierten en empresarios, haciendo grandes colaboraciones y creando sus propias marcas. Hablamos ya de revolución digital y apertura de la moda. Idea que molesta a algunos pocos.

14373937_983757281769626_2871761016964775936_n

 

Leave a Comment