FullSizeRender 13

MODA

Conociendo el Atelier: RSB Swimwear

El jueves 27 de abril en la tarde fui a conocer el atelier de la diseñadora de trajes de baño Ruth Sanchez-Bueno. El momento en el país no es el mejor (yo diría que el peor que hemos vivido) por lo que todos al recibir la invitación del editor de moda Gianfranco Berardinelli, dudábamos y nos preguntábamos los unos a los otros si debíamos ir… Además ese día había tenido fiebre y en fin, el mood no era de celebración para nada!

Decidimos ir. El atelier queda en El Hatillo, algo lejos, pero una vez que estás allá sientes que te desconectas de Caracas por completo.

FullSizeRender 23Llegamos todos a la vez; Gianfranco, Ruth y un maravilloso cuadro de Karl Lagerfeld nos dieron la bienvenida. Fue algo pequeño, Petit Comité y en moda es mejor así, te sientes más cómodo, preguntas y conoces con más tranquilidad.

“No hay mejor socia que tu madre”

Pudimos conocer toda la historia de la marca. Ruth es abogado y es curioso porque quien la llevó a estudiar derecho fue su abuelo, ella no quería, tal como lo comenta: “Era imposible decirle a mi abuelo que quería estudiar diseño de moda, eso para el no era una profesión y yo le hice caso”. Como pasa en muchos casos terminó haciendo algo que no tiene nada que ver con su carrera: diseño de trajes de baño. Su socia, su madre Marlene, una mujer que llamó mi atención por su bellísimo outfit: franela y pantalón negro con unos zapatos Valentino blancos, estilizadísima y elegante, es la directora de la compañía y trabaja de cabeza en cada pieza.

Todo empezó en el año 2004 con la producción de 25 trajes de baño y la compra de personas allegadas. Un espacio muy muy reducido, hoy ese espacio es el fitting room y está adornado divinamente!!!! FullSizeRender 14Pensado además para que esos novios que acompañan a las chicas a comprar no se quieran ir. El boom, la apertura de la cuenta de instagram (@rsbswimwear)

“Cuando abrimos las redes sociales, fue una locura, esto nos obligó a crecer por la cantidad de personas que querían comprar las piezas”.

Hoy la marca tiene 13 años y sus espacios han cambiado mucho: En la parte de abajo del atelier, con una decoración espectacular, están todos los modelos y telas para que las clientes puedan escoger. Miles de trajes de baño son producidos por la marca anualmente y cuando digo esto, es literal. Las gavetas están abarrotadas de tallas, modelos y colores para todos los gustos. Los hacen también Custom Made.

Lo cool de esta visita tan privada al atelier fue descubrir a fondo la marca. El proceso de selección, creación, diseño y producción de los trajes de baño, algo mágico y divertido. Conocimos todas las áreas, decoradas con mensajes positivos y motivadores (Ruth también es Coach ontológico y su atelier lo refleja). Todo tenía un orden perfecto.

Conocí el paraíso cuando nos llevaron al salón de las telas!!! Se me pasó la fiebre de repente: Piñas, metalizados, flores, animal print, brillo, lentejuelas, velvet, TODO TIPO DE LYCRA! Aquí entendí el gran elemento diferenciador de la marca. Obviamente la motivación, el diseño y la buena vibra de Ruth influyen, pero las telas WOW!!! Agregan bastante a esa suma.

La marca seguirá creciendo, es un hecho, ahora viene “Bridal” una colección destinada a las novias. Además los puedes encontrar en Miami, Chile, Costa Rica, Panamá, en las más importantes tiendas de trajes de baño de Caracas y a través de su página www.rbs-swimwear.com también puedes comprar.

Agradezco a Gianfranco, Ruth y Marlene por la invitación

Sígueme por: @ValeriaValle y si te gustó compártelo!

 

Leave a Comment